martes, 18 de mayo de 2010

35%


PTS


Clarinete

Aclaro que no se trata aquí de reivindicar a nadie en particular, sino simplemente de cuestionar el discurso y los métodos de la izquierda trotskista en general. "Traidores", "burócratas", "contrarios a los intereses de la clase obrera" y demás conceptos análogos, si no se reconsideran caen irremediablemente en saco roto, al menos en un contexto de un gobierno nacional claramente apoyado en gran parte del movimiento obrero organizado.

Saludos.
Ct.

2 comentarios:

manuel el coronel dijo...

Totalmente de acuerdo compañero.

Los troskos son tan sectarios que sectarizan todo. Clarín hace lo mismo.

Y ni vale la pena aclarar que el cro. Daer no es de mi simpatía.

Carlos Tofla dijo...

Es que el trotskismo no hace -en general- una mala lectura de la realidad... el problema es que no encuentra matices en nada, ni en su enemigo, ni en las filas de su propio sujeto revolucionario (léase la clase obrera). Y sin los matices, ¡ay, qué sería de la realidad y de la política misma!
Un abrazo.
CT.

PD: el cro. Daer tampoco es de mi simpatía, pero forma parte del MOO tanto como cualquier dirigente del PTS; y si no entendemos eso, no hay ninguna acción "de classe" posible más que darse la cabeza contra la pared una y otra vez. Y acciones "de esa clase" terminan recuadrándole más el bocho a uno, mire...